1. Inicio
  2. »
  3. Noticias
  4. »
  5. Trata de personas en Chile:...

Trata de personas en Chile: Mujeres migrantes en situación irregular son las principales víctimas

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
C9EC46EA-64D0-4FDF-9CEB-986B68DE2059
Según el Informe Anual 2021, 28 personas fueron atendidas en el marco del Protocolo Intersectorial de Atención a Víctimas de Trata de Personas. La mayoría correspondió al tipo de Trata externa, es decir, las víctimas fueron desplazadas desde su comunidad de origen o último lugar de residencia fuera de las fronteras de Chile, antes de haber sido víctimas de explotación.

La trata de personas sigue siendo unos de los negocios más rentable a nivel mundial, luego del tráfico de drogas y de armas. El Informe Mundial 2020 de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) indica que la proporción de niños, niñas y adolescente víctimas de este delito se ha triplicado. En nuestro país, el Programa Apoyo a Víctimas de la Subsecretaría de Prevención del Delito coordina el Protocolo Intersectorial de Trata de Personas y a partir de este rol, elabora un informe anual que describe las características sociodemográficas de las víctimas, los tipos, las prestaciones solicitadas y entregadas por las instituciones integrantes del protocolo.

Qué es la Trata

Según la ley N°20.507 consiste en captar, trasladar, acoger o recibir a una persona mediante violencia, engaño, coacción, abuso de poder, entre otras estrategias, para someterla a explotación sexual -incluyendo la prostitución y la pornografía forzada-, trabajos o servicios forzados, servidumbre, esclavitud o prácticas análogas a ésta, o extracción de órganos.

“La gran característica que distingue la Trata de otros delitos es la cosificación de la persona. La víctima es transformada en un medio para beneficiar a terceros, generalmente económicamente, sometiéndola a condiciones que degradan su dignidad”, precisa la jefa Nacional del Programa Apoyo a Víctimas (PAV), Priscilla Carrasco.

Características de las víctimas

En 2021, al Protocolo ingresaron 28 personas afectadas por la Trata, directa e indirecta, y las mujeres fueron las principales víctimas, con un 75% del total. Es decir, por cada 4 víctimas detectadas, 3 fueron mujeres.

Respecto a la edad, la mayoría estaba en el tramo entre 18 y 45 años: 38% son mujeres y el 36% son hombres. De igual forma, un importante porcentaje (38%) corresponde a adolescentes mujeres entre 14 y 17 años.

En relación con la nacionalidad, el 54% de las víctimas es venezolana, mientras que el resto corresponde principalmente a personas colombianas (18%) o haitianas (14%).

Otro dato que evidenció el reporte fue la situación migratoria de las víctimas al momento de ingresar al Protocolo: 23 personas se encontraban en situación irregular y tan solo 5 en situación regular.

“Es posible que la cifra actual de víctimas de trata de personas en nuestro país sea mayor a lo que reporta el anuario estadístico, pues la crisis humanitaria que estamos viviendo, lleva a que las personas que ejercen el rol de tratantes desarrollen estrategias para captar a personas que estén decidiendo dejar sus países de origen, en donde las mujeres, niñas y diversidades sexuales se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad dada a la situación de discriminación de todo tipo que viven en nuestras sociedades”, comenta la jefa PAV.

El 46% fue víctima de trata con fines de trabajos o servicios forzados, mientras que el 43% -que representa solo a mujeres- fue sometido a explotación sexual.

El 82% sufrió trata de carácter externo. Según Carrasco, este tipo se vincula a que “las víctimas identificadas fueron desplazadas desde su comunidad de origen o último lugar de residencia fueras de las fronteras de Chile, antes de haber sufrido la explotación”.

Para el 39% de las víctimas, el protocolo no cuenta con registro de la vía de ingreso de la víctima al país, aunque para las que sí hay información, la mayoría ingresó por un paso fronterizo no habilitado (29%) o por un aeropuerto (25%). Solo un 7% ingresó por un paso fronterizo habilitado.

Compromiso institucional

La Subsecretaría de Prevención del Delito cumple un rol fundamental en el trabajo que realiza la Mesa Intersectorial de Trata de Personas (MITP). En el ámbito de la persecución, las personas pueden dar cuenta de una situación que podría constituir un delito de trata de personas de forma anónima, mediante el teléfono de Denuncia Seguro (600 400 0101).

Respecto a la asistencia a víctimas, las personas afectadas pueden comunicarse con el fono del Programa de Apoyo a Víctimas (600 818 1000). Las prestaciones del Protocolo, en tanto, son articuladas por los Centros de Apoyo a Víctimas de Delitos (CAVD) que coordinan las prestaciones en el territorio en ámbitos de regularización migratoria, salud, alojamiento, reinserción social, laboral educacional, orientación o representación jurídica. Además de brindar atención a las personas afectadas centrada en la restitución de sus derechos vulnerados a causa de este delito.

Revisar el informe completo AQUÍ