Seguridad para Todos

Menú Principal
31 de julio de 2020

SPD conmemoró el día mundial contra la Trata de Personas

El jueves 30 de julio, el Programa Apoyo a Víctimas organizó una jornada de reflexión dirigida a los funcionarios de la Subsecretaría de Prevención del Delito para abordar los conceptos claves de este ilícito.

La trata de personas es el tercer negocio ilícito más rentable a nivel mundial, después del tráfico de drogas y de armas. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), actualmente existen alrededor de 40 millones de personas en situación de trata en el mundo. Para profundizar y reflexionar sobre este delito, el Programa Apoyo a Víctimas realizó una jornada para conmemorar el Día Mundial contra la Trata de Personas.

La actividad, dirigida a funcionarios de distintos programas de la Subsecretaría de Prevención del Delito, inició con la intervención de la jefa del Programa Apoyo a Víctimas, Paulina Rodríguez, quien explicó que la trata “es un delito que se reconoce como una de las formas de esclavitud moderna, principalmente por explotación sexual o trabajos forzados”.
Además, contextualizó que, desde que se tipificó este delito en la legislación chilena en 2011, nuestro país ha avanzando hacia el desarrollo de una política pública sostenible en el tiempo, a través de la Mesa Intersectorial sobre Trata de Personas (MITP) y el Protocolo de Atención a Víctimas de Trata de Personas, coordinado por el PAV. “Nosotros como programa tenemos el rol de liderar este protocolo que garantiza el derecho de estas personas para atenderlas, protegerlas y disminuir la victimización secundaria”, señaló.

Para abordar en profundidad la dinámica de este delito y el trabajo que realiza la SPD para su detección, la coordinadora Nacional de casos de Protocolo Intersectorial de Atención a Víctimas de Trata de Personas y profesional PAV, Daniela Madsen, abarcó los conceptos claves. “La trata es una grave violación a los derechos humanos porque vulnera la libertad y la seguridad. Las personas son sometidas a la esclavitud, servidumbre y trabajo forzoso por deuda”, indicó Daniela.

Así también, expuso que este delito es una cadena de acciones que se inicia con la captación. “Las redes de trata ofrecen ofertas laborales atractivas que cubren todas las necesidades iniciales que tiene cualquier migrante: un lugar donde llegar, un trabajo y una situación migratoria regularizada”, dijo. Luego, en el traslado les quitan sus documentos de identificación y quedan atrapados en la red. “Hay un sometimiento psicológico que hace que no hablen de la situación que están viviendo”, reflexionó.

Trata de blancas: “descartado el concepto”
Según Madsen, la trata siempre ha existido y ha formado parte de la historia desde la esclavitud, por ejemplo, la comercialización de las personas procedentes de África y en el sometimiento de indígenas a labores de servidumbre laboral, doméstica y sexual. “Estas acciones estaban validadas en legislaciones anteriores, pero este tipo de esclavitud empieza a problematizarse con la comercialización de mujeres europeas hacia otros países con fines de prostitución, lo que se consideraba como trata de blancas. Hoy está descartado este concepto, porque no visibiliza todos los tipos de sujetos que pueden ser víctimas de este delito”, aclaró.

Trata de personas y tráfico ilícito de inmigrantes: “no son lo mismo”
Si bien ambos delitos implican un tipo de crimen organizado y están contemplados en la Ley nº 20.507, “no son lo mismo”. Madsen explicó que el tráfico ilícito de inmigrantes se refiere al traslado de un país a otro, donde el sujeto paga a una banda para cruzar por pasos no habilitados. “Es un delito que afecta al Estado y a las normativas migratorias del país. De hecho, la ley indica que las personas afectadas por el tráfico ilícito de inmigrantes son objeto de tráfico, en cambio las personas afectadas por la trata de personas son víctimas”, precisó.

Compromiso de la SPD

La Subsecretaría de Prevención del Delito cumple un rol importante en el trabajo que realiza la Mesa Intersectorial de Trata de Personas (MITP). En el ámbito de la persecución, las personas pueden dar cuenta de una situación que podría constituir un delito de trata de personas de forma anónima, mediante el call center de Denuncia Seguro.

Respecto a la asistencia a víctimas, los Centros de Apoyo a Víctimas coordinan las prestaciones en el territorio en ámbitos de regularización migratoria, salud, alojamiento, reinserción social, laboral educacional, orientación o representación jurídica.

Actualmente, existen ocho coordinadores regionales de Seguridad Pública que lideran las Mesas Regionales de Trata de Personas, con el fin de sensibilizar y prevenir este delito.

Cifras en Chile
De acuerdo al reporte acumulado de datos, elaborado por la División de Seguridad Pública del Ministerio del Interior y Seguridad Pública, entre los años 2011 y 2019, fueron formalizadas 44 causas por el delito de trata de personas, que comprenden un total de 267 víctimas. La mayoría correspondió a trata sexual (68%) y el resto a trata laboral (32%).

En este periodo se registraron 30 personas condenadas por este delito, correspondiente a 18 sentencias condenatorias.

Durante el presente año han ingresado 29 víctimas directas al Protocolo Intersectorial de Atención a Víctimas de Trata de Personas, de acuerdo a los datos registrados en el Sistema de la Red de Asistencia a Víctimas (SRAV) del Programa Apoyo a Víctimas: 27 víctimas por trabajos forzados (93,1%) y 2 por explotación sexual.