Seguridad para Todos

Menú Principal
24 de julio de 2020

Servicios del PAV abordaron la experiencia en la atención no presencial en Atacama

La emergencia sanitaria ha obligado a realizar diversos ajustes en la vida personal y laboral: acceso a nuevas tecnologías, ajustes de horarios, búsqueda de soluciones creativas para acceder a la información, entre otros. En este sentido, para abordar las nuevas formas de trabajo e intervención, los servicios del Programa Apoyo a Víctimas compartieron sus experiencias a los integrantes de la Red de Asistencia a Víctimas (RAV) de la Región de Atacama en el Encuentro “Sistema de atención remota para víctimas de delitos”.

En tres jornadas, integrantes de la RAV reflexionaron respecto al contexto donde las víctimas de delitos, además de sufrir las consecuencias graves del violento hecho, tienen que enfrentar los efectos del Covid-19. También, abordaron la adaptación de los equipos al nuevo modo de trabajo, el impacto en el usuario y en los mismos profesionales, compartiendo buenas prácticas y obstacularizadores identificados en el proceso de la intervención remota.

En la primera sesión, los servicios de primera respuesta del PAV profundizaron en el modelo de atención no presencial y en los primeros auxilios psicológicos. En la instancia el coordinador del Servicio de Intervención Inmediata (SIIn) y Servicio de Orientación e Información (SOI) demostraron que es posible lograr efectos positivos en lo usuarios, a través de la formación técnica y la experiencia.

“Al ser un formato distinto tiene otras características, por ello es importante capacitarse y desarrollar otras habilidades ante lo presencial”, dijo José Páez, coordinador del SIIn. Por su parte, el coordinador del SOI, Jorge Silva, añadió que “se puede atender a los cambios en el tono de voz, los silencios o el parafraseo. Las emociones facilitan la generación de un vínculo para poder tomar contacto con temas que suelen ser más sensibles para el usuario”.

Esta exposición también contó con la participación de la profesional del SOI, Joaquina Solano, quien presentó la situación de un caso de alta intensidad emocional y explicó el proceso para resolverlo en equipo.

En la segunda sesión, el equipo técnico del Centro de Apoyo a Víctimas de Delitos (CAVD) de Copiapó expuso el servicio de la segunda respuesta. La coordinadora y trabajadora social del CAVD, Leslie Santibáñez, indicó que esta atención se brinda “cuando la persona ha reflexionado y ha problematizado la necesidad de recibir la atención más personalizada, a largo plazo y de manera presencial”. Sin embargo, dado el contexto actual, la metodología se ha adaptado.

En la exposición, Carol González, la psicóloga del centro, señaló que para dar continuidad a los procesos han implementado nuevas estrategias, adecuándose a las necesidades de los usuarios, por ejemplo, los horarios de atención y los efectos de la emergencia sanitaria. En tanto, el abogado del CAVD, Eduardo Contreras, enumeró algunas complejidades en la intervención remota y prácticas que han implementado como equipo para organizarse.

En el último día de Encuentro, el Coordinador Regional de Seguridad Pública, Arturo Urcullú, destacó la instancia organizada por la RAV, liderada por la coordinadora del CAVD de Copiapó. “Quiero agradecer la voluntad de todos los integrantes de la Red de haber participado en estos tres días, a los expositores y a las distintas instituciones, instando a todos a seguir buscando alternativas de mejor servicio y de mejores condiciones de trabajo en este tiempo de pandemia”, dijo.