Seguridad para Todos

Menú Principal
17 de julio de 2020

PAV difunde protocolo de acción ante la Ley de Entrevistas Videograbadas

¿Qué hacer cuándo se revela un delito sexual? ¿Qué preguntas están permitidas? ¿Cómo se activa el circuito interno? Son algunas de las preguntas que se abordaron en las jornadas de difusión del protocolo interno sobre el actuar de los equipos del Programa Apoyo a Víctimas (PAV) cuando un niño, niña y adolescente (NNA) devela un delito contemplado en la Ley de Entrevistas Videograbadas.

La entrevista videograbada es la única instancia inicial que la ley establece para requerir información del NNA y es dispuesta por el fiscal responsable de la investigación del caso. En este sentido, para los profesionales de primera y segunda respuesta del PAV la interacción con el NNA se debe ajustar a los lineamientos que advierte el protocolo.

“Son modificaciones a nuestro actuar frente a situaciones de develación en los centros, tanto de niños y adultos que son víctimas de delitos de los que aparecen en el catálogo de la ley”, aseguró Flor Fernández, profesional de la Unidad de Coordinación y Gestión Intersectorial, encargada de exponer el protocolo. A su vez, señaló que los lineamientos se centran en dos ejes relacionados a la denuncia y a los diversos escenarios posibles ante una develación.

El protocolo precisa la forma de registrar las manifestaciones verbales y conductuales, tanto de manera presencial como telefónica. Asimismo, especifica las consultas permitidas y prohibidas sobre los hechos develados y posibles participantes. También, adjunta el formulario informativo de denuncia al NNA, que se hará cuando la intervención se realice de manera presencial. Además, detalla la activación del circuito interno.

Para profundizar en el documento se realizaron dos jornadas online dirigidas a los equipos psicosociales y jurídicos de los nueve Centros de Apoyo a Víctimas, ubicados en las primeras regiones en que se implementó la ley en octubre pasado: Arica y Parinacota (CAVD Arica); Tarapacá (CAVD Iquique y Alto Hospicio); Antofagasta (CAVD Antofagasta); Maule (CAVD Talca, Linares y Curicó); Aysén (CAVD Coyahique) y Magallanes (CAVD Punta Arenas).

La coordinadora del CAVD Alto Hospicio, Jessica Flores, participó en la primera sesión que agrupó a los centros de la zona norte y mencionó que “estamos aterrizando la ley en todas situaciones y contextos que nos mandata a una forma de funcionar. Si nosotros estamos atendiendo a un niño por un delito violento y de repente se abre sobre un delito sexual, debemos actuar con la inmediatez y responsabilidad que implica, siempre teniendo como directriz evitar la victimización secundaria que es el espíritu central de esta ley”.

En el segundo grupo, Roxana Carreño, coordinadora del CAVD Talca, valoró la instancia y dijo que “es necesario que como programa estemos preparados ante eventuales develaciones que se pueden hacer en el contexto de nuestra atención. La jornada nos permitió aclarar dudas y ponernos en los distintos tipos de situaciones”.

“Lo importantes es que quedó claro el cambio que se tiene que hacer desde la intervención que se estaba realizando anterior a la ley y lo que viene ahora. De igual forma, hay que reforzar permanentemente para que la implementación del protocolo sea lo más adecuada posible”, manifestó Flor tras finalizar la segunda jornada de difusión.

Delitos Contemplados en la Ley

Delitos sexuales: violación; estupro; sodomía; abuso sexual; producción, distribución, adquisición y almacenamiento de material pornográfico; promoción o facilitación de la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes; violación con homicidio.

Trata y tráfico de personas: tráfico de migrantes; promover o facilitar la entrada o salida de personas del país para la prostitución; trata de personas para explotación sexual; trata de personas para trabajos forzados, servidumbre o esclavitud o prácticas análogas a ésta, o con fines de extracción de órganos.

Secuestro y sustracción de menores: secuestros agravados (con homicidio, violación o lesiones); sustracción de menores.
Delitos violentos: parricidio; femicidio; homicidio simple; homicidio calificado; castración; lesiones graves gravísimas; robo con violencia o intimidación con resultado de homicidio; robo con violencia o intimidación con resultado de violación.

Ley 21.057

La ley busca evitar que los NNA que han sido víctimas de delitos sexuales o violentos cuenten una y otra vez el traumático hecho. Para ello, la ley establece una nueva forma de tomar declaraciones en las que sus respuestas son grabadas en una sala especial. Por lo mismo, la normativa exige entrevistadores idóneos, los cuales tienen que estar debidamente capacitados y acreditados.

Rol del Programa Apoyo a Víctimas

De forma excepcional, la ley mandata al Ministerio del Interior y Seguridad Pública de contar con entrevistadores que garanticen su correcta implementación, otorgando un rol subsidiario al Programa Apoyo a Víctimas.

El PAV ha especializado a profesionales de distintos servicios en la metodología y en la técnica de entrevistas investigativas videograbadas y en la declaración judicial. Actualmente, cuenta con una instructora y cinco entrevistadoras acreditadas ante el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. A su vez, tres profesionales están en proceso de acreditación.