Seguridad para Todos

Menú Principal
11 de septiembre de 2020

Implementan plan especial de entrenamiento para perfeccionar las entrevistas videograbadas

Para seguir ejercitando la técnica destinada a resguardar a los menores de edad víctimas de delitos sexuales o violentos, la profesional del Programa Apoyo a Víctimas, Flor Fernández, dirige un plan de entrenamiento que simula diversos escenarios en la toma de declaración de una entrevista videograbada. Esto permite perfeccionar las competencias de las entrevistadoras acreditadas ante el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

Este entrenamiento busca profundizar en las estrategias de la metodología, cuyo objetivo es obtener información precisa, detallada y completa sobre un presunto delito, buscando afectar lo menos posible al niño, niña o adolescente que entrega la declaración.

“En el fondo es mantener y mejorar las destrezas que adquirieron las entrevistadoras para que al momento de realizar la entrevistas puedan enfrentarse de la mejor forma y puedan realizar esa diligencia sin victimizar al niño”, indica Flor Fernández, instructora del plan de entrenamiento y profesional de la Unidad de Coordinación y Gestión Intersectorial.

Flor comenzó los primeros ejercicios en agosto a través de la plataforma Meet. Cada dinámica considera la colaboración de intérpretes, los encargados de representar la vivencia de una víctima que provocan innumerables reacciones que podrían tener un niño, niña o adolescente en la entrevista.

“Siempre he interpretado casos de delitos sexuales y una responde según los lineamientos del libreto. En este sentido, no solamente representamos al niño o niña, sino que también guiamos la entrevista y procuramos que se cumplan todas las fases del proceso”, señala María Elena Barco, miembro del equipo de intérpretes del PAV, quienes se han capacitado en la técnica para contribuir en las actividades de simulación en los distintos programas de formación.

Si bien no es el mismo escenario a una entrevista real, Marcela Contreras agradece esta instancia. La trabajadora social del Centro de Apoyo a Víctimas ubicado Punta Arenas comenzó su proceso de formación en octubre de 2019.

“Yo estoy fascinada con este entrenamiento. Me ha servido mucho, porque Flor nos retroalimenta revisando la grabación. Esto permite darnos cuenta de los errores y de lo que podemos corregir: el tono de voz, los gestos y las pausas. Es súper enriquecedor, especialmente porque yo nunca he hecho una entrevista real. Por lo tanto, esto me sirve para enfrentar la primera entrevista real”, dice Marcela.

Junto a Marcela, otras seis profesionales del Programa Apoyo a Víctimas se han especializado en la metodología y en la técnica de las entrevistas investigativas vidograbadas y en la declaración judicial. Todas participan en este plan de entrenamiento y se reúnen una vez al mes para compartir experiencias y abordar el catálogo de delitos que contempla esta ley.

“Lo más importante es estar constantemente evocando la técnica, entrenando, recordando, algunos aspectos, las formas de preguntar, las fases y el objetivo se cumple. No es el escenario ideal, porque uno está profundizando en ciertas destrezas y competencias que ya recibieron en su primer curso. Esto es mucho mejor a no estar realizando ningún tipo de entrevista”, asegura Flor.

Situación actual por la pandemia

La ley Nº 21. 057 entró en vigencia en octubre pasado en Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta, Maule, Aysén y Magallanes. Cada una de estas regiones dispone de salas especiales que cuentan con todas las medidas de resguardo para evitar el contagio COVID-19. Sin embargo, estas se realizan a voluntad de los cuidadores o adultos responsables de los NNA.

“Evidentemente ha bajado la cantidad de entrevistas, porque no todos los adultos responsables están dispuestos a llevar a sus niños a exponerse a cierta situación que pudiese ser de riesgo, aunque se estén tomando todos los resguardos”, explica Flor.

Dado el contexto, el Senado aprobó la prórroga que modifica el cronograma de la implementación de la segunda y tercera etapa. Originalmente estaban previstas para el 3 de octubre de 2020 en las regiones de Atacama, Coquimbo, Ñuble, Biobío, La Araucanía y Los Ríos; y para el 3 de octubre de 2021 para las regiones de Valparaíso, Metropolitana, del Libertador Bernardo O´Higgins y de Los Lagos.

Tras la aprobación de la iniciativa, la implementación de la segunda etapa se postergará hasta el 3 de junio de 2021 y la tercera el 3 de octubre de 2022.