Seguridad para Todos

Menú Principal
24 de octubre de 2018

Fiscalía de Talagante destaca rol del Programa Apoyo a Víctimas como querellante en delito de incendio

Las evidencias presentadas por el Ministerio Público y el Centro de Apoyo a Víctimas de Padre Hurtado permitieron al Tribunal Oral de Talagante condenar al autor del delito incendio intencional con resultado de muerte.

En la madrugada del 16 de octubre de 2016, Álex Escárate Torrealba llegó hasta el domicilio de su exesposa, ubicado en la Villa Santa Fe de Padre Hurtado. Mientras el grupo familiar dormía, provocó un incendio que mató a su propio hijo, su nieta y la madre de ésta. Los otros ocupantes de la vivienda, entre ellos su exesposa e hija, resultaron con quemaduras y lesiones.

Este hecho policial conmocionó a la comunidad. Después de dos años, el Tribunal Oral de Talagante sentenció a Escárate a presidio perpetuo simple como autor del incendio en que fallecieron integrantes de su propia familia.

El profesional que representó a la Fiscalía de Talagante durante los meses que duró el juicio oral, Marcelo Duque Santibáñez, aseguró que “se pudo establecer mediante un cúmulo de evidencia de elementos indiciarios que daban cuentan de la participación del imputado en el hecho, sin contar con prueba directa que lo situara en el sitio del suceso. Eso se logró con el trabajo desplegado en conjunto con el abogado querellante del Programa Apoyo a Víctimas”.

A su vez el abogado del Centro de Apoyo a Víctimas de Padre Hurtado, Felipe Chandía Grunert, señaló que “es relevante esta sentencia particularmente por el esfuerzo investigativo que realizó el Ministerio Público. Esta sentencia condenatoria marca un hito tanto para el Programa de Apoyo a Víctimas como para nuestra función de abogado de éstas”.